Logotipo de Tumaster
Blog para desarrollar tu carrera en la dirección empresarial
Crecimiento personal y profesional El mundo empresarial Temas de dirección de empresas

Los tipos de liderazgo empresarial más comunes y sus ventajas

Entender los diferentes tipos de liderazgo empresarial nos resultará muy útil a la hora de manejarnos en la empresa. Por un lado, conocer cómo se toman las decisiones en nuestra compañía nos ayudará a la hora de decidir cómo presentar nuestro trabajo, relacionarnos con compañeros y superiores y plantear iniciativas. Por otro, las habilidades de liderazgo no solo se aplican a los jefes: tener en cuenta los diferentes tipos de liderazgo y sus ventajas hará que seamos mejores a la hora de asumir tareas de responsabilidad y trabajar en equipo. En caso de querer formarte hoy en día existen muchos cursos de liderazgo en el mercado. Hoy veremos los 5 tipos de liderazgo empresarial más comunes y las ventajas de cada uno de ellos.

Guía gratuita: 


5 tipos de liderazgo empresarial

El liderazgo autoritario

El líder autoritario es el prototipo clásico de jefe: asume toda la responsabilidad en la toma de decisiones, da órdenes y espera que se cumplan. Este tipo de liderazgo tiene como gran ventaja la efectividad: se consiguen resultados a corto plazo y se agiliza la toma de decisiones en situaciones de estrés. Es importante que el líder se preocupe de vigilar a sus trabajadores y de asegurar que todo va bien, así como de mantener los niveles de motivación.

El liderazgo democrático o participativo

Considerado por muchos como “ideal”, el liderazgo democrático fomenta la participación activa de los empleados y les empodera para tomar decisiones. Sus ventajas son incrementar la satisfacción de los empleados y sus vínculos con la empresa, así como promover la iniciativa personal y el buen funcionamiento de la compañía incluso cuando el jefe está ausente. Una buena comunicación es esencial para que este tipo de liderazgo empresarial funcione.

El liderazgo laissez-faire

“Laissez-faire” viene del francés “dejar hacer”, y es que en ese tipo de liderazgo son los empleados los que tienen el poder de tomar decisiones con libertad; el líder solo da su apoyo si los empleados lo piden. Al igual que el anterior, este tipo de liderazgo posibilita que la empresa siga funcionando en ausencia de los jefes y fomenta la satisfacción de los empleados. Además, un liderazgo de tipo “laissez-faire” incrementa las posibilidades de promoción de los trabajadores. Este tipo de liderazgo es ideal cuando los empleados tienen muy buenos conocimientos y experiencia y son capaces de trabajar de manera independiente.

El liderazgo carismático

El líder carismático es el seductor por excelencia, sabe motivar y provocar entusiasmo y los empleados le siguen de manera natural. Este tipo de líder es capaz de mejorar el clima de la empresa, reducir los conflictos y unir al grupo en torno a él. Su principal problema es que su peso en el grupo es excesivo y puede crear una mala situación si decide abandonar la compañía.

El liderazgo burocrático

El líder burocrático es el que sigue el libro de instrucciones al pie de la letra: su autoridad se basa en el respeto a las normas y a la política empresarial. Aunque es evidente que se trata de un tipo de liderazgo más rígido, también tiene ventajas, ya que suele conseguir resultados de alta calidad de manera eficiente y previene los errores. Resulta especialmente adecuado cuando hay riesgos de seguridad en la empresa (manejo de sustancias tóxicas, maquinaria pesada, etc.)

Como hemos podido ver, algunos estilos de liderazgo se adaptan a una mayor variedad de situaciones, pero ninguno de ellos es indiscutiblemente mejor. Un buen líder debe conocer todos los tipos de liderazgo para ser flexible y responder de manera adecuada a cada circunstancia.

Descarga la guía gratuita de networking

No hay comentarios

Escribe un comentario