Logotipo de Tumaster
Blog para desarrollar tu carrera en la dirección empresarial
Temas de dirección de empresas

¿Cómo se lleva a cabo la reestructuración de una empresa?

El mercado es actualmente muy amplio y competitivo. Existen un gran número de empresas que tratan de ser las mejores en su sector concreto, por lo tanto las compañías deben estar en un constante proceso de cambio para identificar las acciones que pueden llevar a cabo para conseguir mejores resultados. Para poder desarrollar estos cambios, es fundamental conocer exactamente cuáles son las funciones de la compañía y quién las lleva a cabo, por eso el organigrama de una empresa comercial es un buen documento para dirigir la reestructuración de un negocio.

 

¿Por dónde se empieza la reestructuración de una empresa?

proceso reestructuración de una empresa

Como hemos dicho, lo primero es saber quién hace quién, y para ello lo mejor es contar con un organigrama, donde se podrá ver de forma visual qué departamentos componen la empresa, qué empleados trabajan en cada uno y cuáles son sus funciones, qué productos se ofrecen y su importancia en cada departamento o a qué tipo de clientes se dirige cada uno. Cuando un organigrama empresarial está bien hecho puede dar información muy valiosa y guiar la reestructuración de la empresa para enfocarse a nuevos objetivos y lograr más beneficios.

 

Guía gratuita: 

 

¿Cuándo una empresa necesita reestructurarse?

Hay diversas razones por las que puede ser necesaria una reestructuración de una empresa:

  • Pérdida de interés de los consumidores en un producto.
  • Pérdida de importancia en el mercado.
  • Nacimiento masivo de nuevos competidores.
  • Falta de financiación.
  • Pérdida de rentabilidad de la actividad comercial.
  • Pérdida de la confianza de los clientes.

Cuando esto sucede, la directiva puede plantearse el tomar un nuevo rumbo y hacer una redistribución de los departamentos o de las funciones para recuperar el ritmo de trabajo que se ha perdido.

 

¿Cómo se lleva a cabo un proceso de reestructuración de negocio?

Lo primero es entender a la perfección cuáles son las causas que han llevado a esa situación, y para ello se debe distinguir entre causas internas o de desarrollo de la empresa o externas, en la que interviene el propio mercado o los competidores, por ejemplo.

Cuando ya conocemos las causas, es hora de diseñar un plan de viabilidad que sirva como guía durante todo el proceso. Este plan tiene que ser realista, es decir, estar apoyado por diferentes datos para evitar problemas en un futuro.

También es necesario estudiar los costes de reestructuración de una empresa, no solo económicos, sino también de personal o de tiempo. En este sentido, es probable que una empresa tenga que adaptar su plantilla y funciones a la nueva forma de trabajar, por eso el organigrama es muy importante para organizar de nuevo el trabajo de la compañía. Es posible que tenga que haber una fase de formación a la plantilla.

Hay que tener en cuenta que en una reestructuración de este tipo es necesario el apoyo de todos, es decir, que los empleados tienen que entender que su labor va a sufrir cambios y que van a tener que adaptarse a una nueva situación que tal vez no sea de su agrado. Por ello, es crucial un ambiente de trabajo y unas relaciones de empresa sólidas y solidarias, que ayuden a llevar esta reestructuración a buen puerto y sea lo menos traumática posible.

 

New Call-to-action

No hay comentarios

Escribe un comentario