Logotipo de Tumaster
Blog para desarrollar tu carrera en la dirección empresarial
Formación para el éxito profesional

¿Por qué cada vez más universidades se centran en el emprendimiento?

El emprendimiento es una de las opciones de empleo más valoradas por los jóvenes, no solo por la situación laboral que vivimos hoy en día, en la que encontrar un puesto de trabajo puede ser en ocasiones complicado. Además, el paradigma del empleo está cambiando, y las características de un puesto fijo, en el que se trabaja un número de horas determinado por un sueldo específico está derivando a un modelo freelance en el que se trabaja por proyecto y objetivos o por el desarrollo de un negocio propio.

Universidades orientadas emprendimiento

Lo bueno es que ante esta situación, el emprendimiento se está profesionalizando, y si antes abrir un negocio o ser profesional autónomo era complicado y requería muchos trámites, hoy en día es un proceso relativamente sencillo y que cuenta con el apoyo de muchas instituciones, tanto públicas como privadas.

De hecho, hoy nos vamos a centrar en la formación para el emprendimiento, que cada vez es más normal encontrar en centros públicos y privados. De esta manera, las universidades se han dado cuenta de que la mayoría de sus alumnos apostarán por crear su propio puesto de trabajo, por eso han incorporado a su calendario formativo lecciones enfocadas en este sentido. Con ello pretenden preparar a los estudiantes para iniciar su propio proyecto de negocio, tanto en la formación propia de grado como en formación complementaria posterior.

Esto responde a la necesidad de formar a los jóvenes de cara a la nueva forma de entender un puesto de trabajo o un futuro laboral. De hecho, ayuda a que los alumnos entiendan que los tiempos están cambiando y que apostar por esta clase de formación les ayudará a poner en marcha su empresa.

 

Guía gratuita: 

¿Cómo funciona un espacio universitario para emprendedores?

universidades españolas emprendimiento

Su objetivo es proveer a los estudiantes de la ayuda que necesitan para diseñar un proyecto o poner en marcha su idea de negocio. Pero esto no solo se reduce a la formación, sino también a habilitar espacios de contacto entre alumnos y nuevas empresas que les pueden asesorar o invertir en sus proyectos, y que a la larga serán muy valiosas para hacer contactos o buscar ayuda.

Cada tipo de universidad, de hecho, se ha especializado en los sectores y formaciones que creen que sus alumnos necesitan para hacer realidad sus sueños y acompaña a los jóvenes durante todo el proceso, desde una simple idea que se les ha pasado por la cabeza hasta su materialización en forma de empresa, de manera que la educación en este sentido tiene una gran carga práctica.

Algunos ejemplos de formación universitaria para emprendedores es la que ofrece la Universidad Autónoma de Barcelona, La Universidad Carlos III de Madrid, la Universidad Complutense de Madrid, la Universidad de Córdoba, la de Deusto, la Universidad Europea, la de Granada, la de Pablo de Olavide, en Sevilla o la Universidad del País Vasco, que no solo pone a disposición de los alumnos la formación que necesitan, sino también recursos de asesoramiento o clubs de emprendedores donde intercambiar ideas y aprender de una forma totalmente práctica. Es sin duda un cambio con respecto a la antigua forma de educar de cara a un puesto de trabajo fijo y de adaptarse a las nuevas necesidades del mercado.

 

New Call-to-action

No hay comentarios

Escribe un comentario