Logotipo de Tumaster
Blog para desarrollar tu carrera en la dirección empresarial
Formación para el éxito profesional

¿Merece la pena estudiar una segunda carrera?

Ya sea por diferenciarte respecto a otras personas con un currículum similar, por ampliar tus miras profesionales o simplemente por enriquecerte, estudiar una segunda carrera puede ser una buena opción para ti. Aunque se trata de una decisión muy personal, hoy queremos darte algunas pistas útiles sobre las opciones, ventajas e inconvenientes de esta alternativa de formación.

 

Opciones para estudiar una segunda carrera

Lo primero que debes preguntarte para orientar la decisión es ¿por qué motivo quieres estudiar una segunda carrera? En función de la respuesta, será más adecuado escoger una u otra titulación:

  • Para darle un giro a tu carrera. Hoy en día el mercado laboral es más flexible que nunca, así que no es tan descabellado cambiar de rumbo profesional tras algunos años en el mercado. Hacer lo que realmente te gusta es fundamental para sentirte realizado, así que si crees que estudiar una segunda carrera te permitirá conseguir el trabajo de tus sueños, ¡adelante!
  • Por motivos vocacionales: simplemente, buscas enriquecerte aprendiendo algo que te gusta pero sin planes inmediatos de convertirlo en tu profesión.

Otra decisión clave es si vas a estudiar la carrera de manera presencial o si lo harás con alguna de las muchas opciones de formación a distancia. En el primero de los casos, también existe la posibilidad de cursar la carrera en el extranjero y así mejorar también tu nivel de idiomas.

 

Guía gratuita: 

 

Ventajas de estudiar una segunda carrera

  • Contar con dos carreras te distinguirá automáticamente de la mayoría de los candidatos a un puesto.
  • Muestra a tus empleadores que tienes rasgos de personalidad muy valorados, como la dedicación, la organización personal y la autodisciplina.
  • No solo adquirirás conocimientos específicos de un campo, sino también habilidades transversales como cultura general, comunicación, capacidad de análisis, expresión escrita y oral…
  • No es necesario detener tu carrera profesional para estudiar, ya que puedes compatibilizar trabajo y universidad.
  • Es una gran manera de incorporar a tu vida la filosofía del lifelong learning: el aprendizaje no termina a los veintitantos, sino que nos acompaña toda la vida en un proceso de mejora continua. 

inconvenientes de estudiar una segunda carrera

Inconvenientes de estudiar una segunda carrera

  • Supone una notable inversión económica. Incluso aunque estudies en la universidad pública, al tratarse de una segunda carrera puede ser más difícil que te concedan una beca.
  • Es una inversión de tiempo considerable. Los grados tienen un mínimo de cuatro años y si compatibilizas carrera y trabajo es posible que se alargue aún más. Por eso, es una decisión a tomar pensando en el largo plazo y no en la gratificación inmediata.
  • Si buscas una formación de tipo práctico u orientada al mercado laboral, puede que una carrera universitaria no sea la opción más adecuada.
  • Trabajar y estudiar a la vez requiere una inversión de tiempo y energías que te dejará mucho menos tiempo para ocio y otros proyectos; en suma, se trata de un notable sacrificio personal que tienes que estar dispuesto a asumir.

En cambio, creemos que la edad NO debe ser un inconveniente a la hora de plantearte estudiar una segunda carrera. ¡Nunca es tarde para seguir aprendiendo! 

 

New Call-to-action

No hay comentarios

Escribe un comentario