Logotipo de Tumaster
Blog para desarrollar tu carrera en la dirección empresarial
Crecimiento personal y profesional El mundo empresarial Formación para el éxito profesional

Las habilidades sociales: claves del éxito empresarial

¿Qué crees que es lo que buscan las empresas en un candidato? Por supuesto, la formación es muy importante. También la experiencia está muy valorada a la hora de hacer la selección, pero en un mercado tan competitivo estos no son los únicos aspectos que se tienen en cuenta en un candidato.

Hoy queremos hablarte de las habilidades sociales, un recurso que se está teniendo cada vez más en cuenta para hacer la selección de la persona perfecta para un puesto de trabajo, y que tal vez te interese desarrollar. El éxito empresarial tanto dentro de un departamento como dirigiendo un negocio puede depender de este tipo de aspectos. ¿Quieres saber más?

¿Qué son las habilidades sociales?

Las habilidades sociales en un negocio

Además de los aspectos profesionales, como la formación o la experiencia, los reclutadores quieren conocer cómo podría adaptarse un trabajador al equipo de la empresa. De esta forma, según las características concretas del puesto de trabajo se priorizan una serie de habilidades que, si posees, pueden ser muy interesantes a la hora de valorarte como candidato.

Por supuesto, estamos hablando de habilidades sociales aplicadas a un puesto de trabajo concreto, por eso vamos a hablar de las más valoradas por los entrevistadores:

Las habilidades sociales que más se tienen en cuenta en una empresa

Conseguir habilidades sociales en un negocio

Toma nota de estas características que, si consigues añadir a tu lista de virtudes, pueden hacer que crezcas empresarialmente:

  • Autoconfianza: Está demostrado que aquellos trabajadores que creen en sí mismos tienen más opciones de realizar procesos de trabajo exitosos. Si eres consciente de tus puntos fuertes puedes explotarlos y conseguir formar parte de un equipo de trabajo eficiente.
  • Autocrítica: En la línea de la anterior habilidad, saber cuáles son tus debilidades y reconocer cuándo te equivocas también es fundamental para hacer un ejercicio de humildad, y por supuesto también te ayuda a trabajar en tus carencias.
  • Trabajo en equipo: Es un clásico a la hora de exponer tus puntos fuertes en un proceso de selección, pero siempre funciona. Las empresas necesitan a gente que sepa coordinarse y que pueda formar parte de una relación sana de trabajo con otros compañeros, por eso es un frente por el que apostar.
  • Flexibilidad: La forma de trabajar está cambiando, por eso puede que te tengas que adaptar a diferentes horarios, trabajar desde distintos sitios y poder estar disponible cuando se te necesite.
  • Capacidad de asumir responsabilidades: En aquellos trabajos con una previsión de crecimiento en la empresa, la principal habilidad que se busca es que el candidato pueda asumir responsabilidades poco a poco, creciendo en su puesto de trabajo. Si crees que no serás capaz de enfrentarte a nuevos retos tal vez pierdas oportunidades de empleo únicas.
  • Liderazgo empático: Es importante que, si algún día estás al frente de un equipo de varias personas, sepas cómo dirigir procesos y guiar a otros trabajadores, pero también debes saber ponerte en su piel y conocer sus puntos fuertes y débiles para trabajar en consideración a ellos.

Las habilidades sociales son muy valoradas por las empresas, porque pueden formar parte de procesos de negocio a corto y largo plazo, y son un requisito importante en los procesos de selección de candidatos. Explotarlas es casi tan importante como centrarte en tu formación y en la adquisición de experiencia, y las tendencias nos dicen que cada vez se tendrán más en cuenta.

 

Descarga la guía gratuita de networking

No hay comentarios

Escribe un comentario