Logotipo de Tumaster
Blog para desarrollar tu carrera en la dirección empresarial
Herramientas para la gestión de empresas

Profesiograma: todo lo que deberías saber

El profesiograma es un documento que organiza las conexiones técnico-organizativas por medio de una gráfica en la que se resumen las aptitudes y capacidades de los puestos de trabajo que existen y las que cumplen los trabajadores. En otras palabras, se trata de un resumen, generalmente lo más visual posible, de qué cualidades son necesarias para desempeñar un puesto trabajo y hasta qué punto las cumple el trabajador en cuestión. Se trata, por tanto, de una herramienta muy valiosa a la hora de organizar el departamento de recursos humanos de la empresa y ayudar en los procesos de selección. 

Guía paso a paso:  Conviértete en un profesional de recursos humanos


¿Qué información contiene el profesiograma?

Aunque existen tantos modelos de profesiograma como empresas que lo usan, todos ellos parten del análisis del puesto de trabajo y del candidato que debe cubrirlo, basándose en parámetros objetivos y medibles. Por ello, la siguiente información es fundamental:

  • Identificación del puesto de trabajo, esto es, cuál es el nombre del puesto a cubrir. Por ejemplo, “diseñador gráfico”.
  • Objetivo u objetivos que deben cumplir. ¿Para qué sirve este puesto de trabajo? En el caso de un diseñador gráfico en una agencia de publicidad, podría ser “crear diseños para folletos, pósters, banners, páginas web y merchandising”.
  • Responsabilidades del puesto. Por ejemplo: “asegurar que los diseños cumplan las especificaciones del cliente y estén disponibles para imprimir antes de la fecha de entrega final”.
  • Relaciones con otros puestos de trabajo en la empresa. En el caso del diseñador gráfico de publicidad que estamos usando como ejemplo, podemos establecer que trabaja en equipo junto con el redactor o copywriter y bajo las órdenes del director de arte.
  • Condiciones físicas que se requieren para desempeñar el trabajo y riesgos asociados al mismo. Los trabajos de oficina no suelen requerir condiciones físicas especiales, aunque sí son necesarias para puestos en la construcción, de seguridad, relacionados con el deporte, etc. Este tipo de puestos no presentan un riesgo laboral demasiado alto, pero sí que se consideran los riesgos asociados al uso continuo del ordenador, como problemas de espalda o fatiga visual.
  • Requerimientos exigidos para ocupar el puesto. Esta parte del profesiograma suele ser la más extensa. De su adecuada definición depende el éxito a la hora de emplearlo en procesos de contratación. Por ejemplo, esta podría ser una lista no exhaustiva de requerimientos para el puesto de diseñador gráfico en una empresa de publicidad:
    • Atención al detalle.
    • Conocimientos de publicidad y marketing.
    • Manejo de programas específicos de diseño (Photoshop, Adobe Illustrator, InDesign).
    • Buenas habilidades de trabajo en equipo.
    • Aptitud para el dibujo.
    • Capacidad de seguir instrucciones y encajar críticas.

Para más información sobre la información contenida en un profesiograma, te recomendamos el artículo: Uso del profesiograma: ejemplo práctico

¿Para qué sirve un profesiograma?

Como ya hemos visto, el profesiograma puede ser de gran utilidad para el departamento de recursos humanos de la empresa. Por un lado, estudiar y comparar los profesiogramas de los puestos ya existentes puede ser muy útil a la hora de identificar qué necesidades y tareas han quedado sin cumplir y qué candidato encajaría a la hora de cubrirlas.

Lo ideal a la hora de afrontar un nuevo proceso de selección es comenzar por elaborar un profesiograma detallado, incluyendo todos los requisitos necesarios para el puesto. Este profesiograma puede utilizarse para hacer una primera criba de los curriculums y candidaturas recibidas en base a criterios como “formación superior en marketing y finanzas”, “5 años de experiencia en un puesto similar” o “conocimientos avanzados de inglés y francés”. Una vez llegada la fase de entrevistas, se puede elaborar un profesiograma en forma de ficha rellenable para cada candidato. El responsable del proceso de selección evaluará hasta qué punto el candidato cumple con cada una de las capacidades y habilidades descritas en el profesiograma y anotará una puntuación numérica para cada uno de ellos (por ejemplo, del 1 al 5). La suma de los puntos totales permitirá evaluar hasta qué punto el candidato es adecuado para el puesto.

El profesiograma también puede resultar útil para los profesionales de salud laboral, ya que permite evaluar, controlar y prevenir los diferentes riesgos laborales asociados a cada puesto.

Si aún estás estudiando o en búsqueda activa de empleo, consultar profesiogramas de empresas de tu sector puede resultarte muy útil para decidir el puesto más adecuado para ti en función de sus requisitos y características. También te permitirá ver qué tipo de criterios emplean las empresas a la hora de seleccionar el personal y qué posibles carencias necesitas solucionar para mejorar tus oportunidades laborales. 

Ventajas del uso del profesiograma

Como toda herramienta, el profesiograma puede resultar muy útil para las empresas si se emplea correctamente y de manera sistemática. Estas son algunas de sus ventajas:

  • Facilita la uniformidad de criterios en los procesos de selección de personal.
  • Incrementa la productividad, al escoger a candidatos que realmente son óptimos para desempeñar cada puesto.
  • Facilita la organización de los recursos humanos de la empresa.
  • Mejora el ambiente laboral y la motivación de los empleados, ya que las tareas desempeñadas se adecúan a sus habilidades y capacidades. Esto hace que disminuya el absentismo y la rotación de puestos.
  • Mejora la prevención de riesgos laborales.

 

Descarga la guía gratuita de networking

No hay comentarios

Escribe un comentario