Logotipo de Tumaster
Blog para desarrollar tu carrera en la dirección empresarial
El mundo empresarial Herramientas para la gestión de empresas

El cloud computing, al alza entre las empresas españolas

A la hora de desenvolverse con éxito en el mundo laboral, saber usar las nuevas tecnologías es fundamental. Hoy en día, “saber de informática” es mucho más que usar correctamente Word y Excel. Y es que cada vez más empresas españolas utilizan servicios de cloud computing.

Según ell Instituto Nacional de Estadística en su estudio Uso de las nuevas tecnologías y el comercio electrónico en las empresas, a principios del año pasado el 15 % de las empresas españolas de más de 10 trabajadores ya empleaban “la nube” para resolver al menos parte de sus necesidades de informática. Los servicios de cloud computing para empresas más populares eran el almacenamiento online (69 % de las empresas), el correo electrónico (61,4 %) y los servidores para bases de datos (54,7 %). El 99 % de las empresas encuestadas estaban satisfechas con el cloud computing y destacaban como sus principales ventajas el ahorro de tiempo (70 %), la reducción de costes (63 %) y la mejora de la productividad general (49 %).

El cloud computing es un sector al alza dentro del mundo de la informática y por tanto uno de los que más impacto tiene en el mercado laboral. Durante este año se calcula que habrá 314.000 puestos de trabajo relacionados con el cloud computing en España y 14 millones para todo el mundo.

Aunque el cloud computing sea una tecnología nueva y con una implantación aún relativamente pequeña, la importancia de la informática en empresas españolas ya es un hecho: el 98,3 % de ellas contaba con acceso a Internet a principios del año pasado, 7 de cada 10 disponían de web propia y el 36,9 % ampliaba su presencia en Internet a través de las redes.

Principios básicos del cloud computing

El cloud computing se basa en mover parte del trabajo y los recursos de los ordenadores locales a servidores remotos. En lugar de almacenar los datos y ejecutar los programas desde cada ordenador, se accede a una especie de “base común”. La gran ventaja de este sistema es que permite acceder a estos datos y programas desde cualquier lugar del mundo y desde cualquier dispositivo.

Uno de los ejemplos más populares y extendidos de cloud computing es el correo electrónico. En lugar de instalar un programa de correo electrónico en cada ordenador, servicios como Gmail o Hotmail permiten acceder al correo electrónico desde Internet. Los archivos y programas del correo electrónico no están almacenados en cada ordenador, sino que se guardan “en la nube”.

Otro ejemplo muy popular y de gran uso en la empresa es el almacenamiento online, que permite liberar espacio en el disco duro de los ordenadores y trabajar de manera sincronizada entre diferentes miembros de un equipo. Dos soluciones de almacenamiento muy populares son Dropbox y Google Drive.

Dropbox permite sincronizar archivos desde diferentes dispositivos y acceder a ellos a través de Internet o de una carpeta instalada en el ordenador que se sincroniza de manera automática. Dispone tanto de soluciones gratuitas como de pago, con mayor capacidad de almacenamiento. Por su parte, Google Drive pertenece a la empresa del mismo nombre y facilita hasta 15 GB de espacio gratuito a los usuarios de Gmail. Este espacio puede ampliarse a través de una cuenta de Google para empresas.

No hay comentarios

Escribe un comentario