Logotipo de Tumaster
Blog para desarrollar tu carrera en la dirección empresarial
Crecimiento personal y profesional

Desarrolla tu marca personal en 5 pasos

Si estás buscando trabajo de manera activa, o por el contrario te planteas emprender tu propia aventura como autónomo o emprendedor, desarrollar tu marca personal te hará encontrar nuevas e interesantes oportunidades.

Según el experto Andrés Pérez Ortega, desarrollar una marca personal consiste en “identificar y comunicar las características que nos hacen sobresalir, ser relevantes, diferentes y visibles en un entorno homogéneo, competitivo y cambiante”. En definitiva, se trata de aprovechar el potencial de los nuevos medios para contarle al mundo qué nos hace únicos personal y profesionalmente.

Para desarrollar tu marca personal y aprovechar todo su potencial, hoy te proponemos un sencillo plan de acción en 5 pasos. 

1. Conócete a ti mismo

Tu marca personal no es solo imagen, también debe tener un contenido detrás: las habilidades, experiencias y características que te hacen único. Por eso, el primer paso será sentarte a analizar y definir las características de tu marca personal. Piensa en tus puntos fuertes y en cualidades únicas que puedes aportar profesionalmente e intenta sintetizarlo de forma clara. Para ayudarte, puedes recurrir al “discurso de ascensor”: imagínate que estás en un ascensor con el responsable de recursos humanos de la empresa de tus sueños y tienes un minuto para conseguir que te contrate. ¿Qué le contarías?

2. Conoce tu mercado

¿En qué sector aspiras a trabajar? Antes de lanzarte con tu marca personal, párate a analizar con calma tu mercado potencial. Piensa con qué personas o empresas quieres contactar y por qué, identifica oportunidades donde puedas encajar y analiza tu competencia. Seguro que ya hay profesionales de tu sector con webs y blogs profesionales de donde puedes sacar un montón de ideas.

3. Defínete

Armado de conocimiento, habrá llegado el momento de definir tu marca personal. Estos son algunos de los elementos que necesitas tener claros para empezar:

  • Tu nombre: ¿vas a usar tu nombre y apellidos, o a inventar uno nuevo?
  • Objetivos: ¿qué pretendes conseguir con tu marca personal? ¿Cómo vas a medir los resultados?
  • Valores, misión y visión: la “razón de ser” de tu marca personal.
  • Tono de comunicación: ¿desenfadado, entusiasta, riguroso? Recuerda que debe ser consistente en todos los canales que utilices: web, blog, redes sociales… 
  • Productos y servicios (si eres autónomo o emprendedor) o cualidades / habilidades que puedes ofrecer a un futuro empleador.

4. Comunica tu marca

Ahora que ya tienes claro lo que vas a contar, ha llegado la hora de ponerse en marcha. Decide cuáles son los canales de comunicación que vas a emplear: tu blog o página web, un perfil en Linkedin y una cuenta en Twitter son tres buenos básicos para empezar. Busca una imagen lo más cuidada posible (aunque al principio uses plantillas gratuitas) y piensa en tus mensajes y palabras clave. 

Recuerda: la constancia es clave para construir tu marca personal. Se trata de un proyecto a medio o incluso largo plazo, así que mide bien tus fuerzas y no te desanimes.

5. Mide los resultados

Por último, necesitarás establecer controles periódicos para ver si tu estrategia de marca personal está funcionando. Mide los resultados en función de los objetivos que has definido en el punto 3 (visitas a tu web, nuevos contactos profesionales, entrevistas obtenidas, etc.) y analiza si es necesario algún cambio. 

 

Descarga la guía gratuita de networking

No hay comentarios

Escribe un comentario