Logotipo de Tumaster
Blog para desarrollar tu carrera en la dirección empresarial
El mundo empresarial

Cómo transmitir los valores de una empresa

Que una compañía genere confianza en sus clientes no es tarea fácil. Va a depender, fundamentalmente, de las sensaciones que se asocien a su actividad, por eso crear una estrategia de mejora de imagen de marca puede hacer que una empresa consiga una mayor confianza por parte de sus clientes potenciales y se sitúe como un referente en su sector. En esta ocasión queremos hablar de un aspecto que hace que tanto clientes como proveedores aprecien de forma clara la actividad de una compañía.

¿Qué son los valores de una empresa?

Transmitir valores de una empresa

Crear una imagen de marca no se trata de esperar a que los clientes atribuyan una serie de características a una empresa, sino de identificar las sensaciones que se quieren transmitir y trabajar sobre ellas. Llamamos valores al posicionamiento de una empresa sobre determinados temas, que van a guiar su actividad y su forma de trabajar. Todas las empresas, por ejemplo, quisieran transmitir confianza, saber hacer e incluso dar la sensación de que valoran a sus empleados. A todo esto lo llamamos valores de una empresa y constituyen un básico en la imagen que se proyecta hacia el exterior.

¿Cómo se transmiten los valores de una empresa?

iStock_000053541106_Small

 

 

Por supuesto, antes de nada hay que decidir cuáles son los valores por los que se guiará la compañía. Por ejemplo, puede que una empresa de transportes quiera destacar por su puntualidad. También es posible que un negocio quiera destacar por su seguridad, ofreciendo transacciones de calidad a sus clientes.

  • Ser fiel a ellos: Por supuesto, de nada sirve transmitir un valor si luego no se trabaja esa línea. En este caso lo fundamental es empezar a trabajar en ello antes de comunicarlo.
  • Confiar en los empleados: Ellos son el corazón de la empresa, por eso emplear tiempo y recursos en formarlos sobre estos temas ayudará a que los incorporen a su rutina diaria y por lo tanto a mostrar que la empresa está comprometida.
  • Inclusión en el plan de marketing: Solo si ya se ha puesto en marcha la estrategia de incorporación de los valores del día a día, se puede utilizar como reclamo. Se puede trabajar sobre este concepto o bien en una campaña puntual, e incluso convertirlo en el lema principal.
  • Invertir recursos: Para mejorar la actividad de la compañía y así lograr el posicionamiento en torno a esos conceptos, lo mejor es invertir en formación, mejorar los procesos con un departamento de calidad y sobre todo solventar todos los problemas que surjan en torno a este tema.

Trasmitir los valores de una empresa puede resultar interesante a la hora de mejorar la imagen de marca de una compañía, pero para ello hay que incluir a todo el equipo en el proceso, con el objetivo de caminar hacia un mismo fin y lograr la visibilidad necesaria dentro de estos conceptos. 

Cuando formes parte de una compañía o incluso si lideras un equipo de estas características tendrás la oportunidad de trabajar sobre valores que hagan crecer la empresa y que creen un clima laboral perfecto para trabajar. Hay que tener en cuenta que de nada sirve destacar rasgos concretos de la empresa si luego no se cumplen, y es algo que incluso podría perjudicar a la compañía.

 

Descarga la guía gratuita de networking

No hay comentarios

Escribe un comentario