Logotipo de Tumaster
Blog para desarrollar tu carrera en la dirección empresarial
Herramientas para la gestión de empresas

Cómo mejorar la productividad global en la empresa

Pocas palabras están tan de moda en el mundo empresarial como “productividad“. Podemos definir la productividad como la relación entre recursos empleados y productos obtenidos, o bien entre tiempo empleado y resultados conseguidos; por tanto, mejorar la productividad global de una empresa logrará producir más beneficios sin incrementar los gastos. Tanto si te planteas ascender en una empresa como montar tu propio negocio, uno de los grandes secretos del éxito es mejorar la productividad global.

Claves para mejorar la productividad global

Métodos de gestión del tiempo y el trabajo

La organización es una de las grandes claves para mejorar la producción. Necesitamos tener claros los objetivos de la empresa a largo, medio y corto plazo y contar con un plan claro a la hora de conseguirlos. Para organizar correctamente el tiempo y las tareas entre los diferentes trabajadores y lograr que sean lo más productivos posible, podemos inspirarnos en alguno de estos métodos de productividad.

Método Kanban

Él método Kanban se creó en Toyota. Aunque está especialmente diseñado para optimizar el trabajo en una línea de producción, sus principios pueden aplicarse a multitud de tareas. Sus tres principales reglas son:

  1. Visualizar el flujo de trabajo. El trabajo se divide en partes, generalmente en forma de post-it colocados en una pizarra. La pizarra tendrá una columna para cada estado en el que puede encontrarse una tarea (en espera, desarrollándose, en pruebas, etc.)
  2. Determinar el límite del “trabajo en curso”. Se trata de marcar un tope de tareas en cada fase (por ejemplo, cuatro en desarrollo y una en pruebas) para poder centrarse en terminar tareas y no en empezarlas.
  3. Medir el tiempo que se tarda en completar cada tarea.

Método Pomodoro

Este método de gestión del tiempo es extremadamente sencillo, pero produce muy buenos resultados. El objetivo es incrementar la productividad de cada individuo que compone el proceso de producción. Para ello, se divide su tiempo de trabajo en intervalos de 25 minutos con descansos de 5 entre cada uno de ellos. Cada 4 intervalos, se hace un descanso más largo, de unos 15 minutos. Durante los 25 minutos de trabajo activo, toda su atención debe estar enfocada en una sola tarea. Los descansos frecuentes permiten que mantenga la máxima concentración en cada momento. Para que este método tenga éxito, es fundamental evitar las interrupciones.

métodos para el trabajo en equipo productivo

Motivación y seguimiento

El mejor método no sirve de nada si no se siguen sus resultados ni se motiva a los trabajadores para conseguir sus objetivos. Por ello, para mejorar la productividad global es imprescindible seguir estos consejos:

  • Establecer una cultura de trabajo por objetivos y de incentivos por su cumplimiento.
  • Crear una cultura de trabajo flexible, con opciones como teletrabajar o disponer de horarios flexibles.
  • Empoderar a los trabajadores para que tomen sus propias decisiones a fin de conseguir los objetivos propuestos.
  • Modernizar la empresa para facilitar la productividad. Para ello no es necesario realizar un gran desembolso para adquirir la última tecnología: muchas aplicaciones excelentes para mejorar la productividad, como Trello o Google Drive, son gratuitas o de muy bajo coste.

En conclusión, el departamento de recursos humanos es sin duda el principal responsable de establecer una metodología y una cultura de trabajo que mejoren la productividad global de la empresa.

 

Descarga la guía gratuita de networking

No hay comentarios

Escribe un comentario