Logotipo de Tumaster
Blog para desarrollar tu carrera en la dirección empresarial
El mundo empresarial

Cómo aplicar economías de escala para emprendedores

Si eres freelance o te planteas abrir un negocio, las economías de escala pueden ser la clave para reducir tus costes y maximizar tus ganancias. Las economías de escala permiten aumentar la eficiencia económica incrementando la escala de los procesos (por ejemplo, comprando o produciendo una cantidad mayor de unidades de un producto de una sola vez). 

Este tipo de economías se basan en la existencia de costes fijos y costes variables en cada operación. Cuando mayor sea el número de unidades producidas, menor será el coste fijo por unidad y mayores los beneficios. Un caso típico es el de las impresoras. Antes de empezar a trabajar, la impresora necesita encenderse, ponerse a punto e imprimir unas páginas de prueba, lo que supone un coste fijo. Este coste es el mismo para imprimir una sola copia y para imprimir 10.000; por eso, generalmente las copisterías cobran un precio menor por unidad cuantas más copias se impriman.

Los grandes negocios tienen mayores posibilidades para emplear las economías de escala, pero si eres un emprendedor también puedes aplicarlas a tu favor. Te dejamos 5 ideas para hacerlo:

  • Incrementa tu productividad. Ser más productivo implica crear más productos o servicios vendibles en el mismo tiempo, lo que permite reducir el coste de producción por unidad. Las aplicaciones de productividad, como Trello, te permitirán organizarte mejor y aprovechar más el tiempo. Para ir un paso más allá, puedes subcontratar las tareas que te roben tiempo y no te aporten beneficios directos, como la contabilidad o la administración. Incluso puedes contratar un asistente virtual para encargarse de tareas como responder a emails o maquetar presentaciones.
  • Construye una red de colaboradores. Por muy productivo que seas, tu tiempo sigue siendo limitado. Por eso, el siguiente paso es buscar una red de colaboradores en los que confíes plenamente para ofrecer vuestros servicios de manera conjunta y poder dar servicio a clientes más grandes. Encontrar a las personas adecuadas te llevará tiempo, así que intenta ser proactivo y hacer networking antes de que realmente los necesites. 
  • Convierte tus servicios en productos. Este enfoque permite dejar de ser un autónomo con una retribución por horas para pasar a recibir beneficios sin apenas gasto de tiempo. Se trata de convertir los servicios que ofreces en productos que tus clientes puedan descargar o adquirir. Por ejemplo, si eres diseñador web, puedes convertir tus diseños más populares en plantillas descargables y ofrecerlas en tu web a un precio menor que el de un diseño personalizado. Si tu negocio se basa en ofrecer consultoría o formación, puedes lanzar una serie de ebooks.
  • Desarrolla sistemas para automatizar los procesos. Cuanto más optimices procesos como la recepción de pedidos, las presentaciones o la entrega de productos, más tiempo tendrás para dedicarlo a actividades realmente rentables. Crear procesos predefinidos es una buena manera de identificar las ineficiencias: por ejemplo, si tus clientes tienen muchas dudas que te hacen perder el tiempo, quizá sea buena idea crear un folleto o plantilla para explicar tus servicios de manera visual y mandarlo junto a los presupuestos de un nuevo proyecto.
  • Compra en grandes cantidades. Por último, recuerda que también puedes aprovecharte de las economías de escala como consumidor. Cuando necesites adquirir algún material para tu negocio, intenta comprar la mayor cantidad que vayas a utilizar en un plazo razonable (p.ej., tarjetas de visita para todo un año). Otra opción es coordinarte con otros profesionales para hacer pedidos en grupo.

 

Descarga la guía gratuita de networking

1 comentario

  1. […] ¿Cómo puedes reducir el coste por unidad de fabricar tu producto? Para reducir los costes, puedes intentar aprovechar las economías de escala para emprendedores. […]

Escribe un comentario