Logotipo de Tumaster
Blog para desarrollar tu carrera en la dirección empresarial
Mundo laboral y profesional

Cómo acertar en la toma de decisiones bajo riesgo

La toma de decisiones bajo riesgo es una habilidad fundamental para llegar a ser buen líder. Así que si te planteas una carrera en el mundo empresarial, es importante que conozcas los aspectos básicos para tomar decisiones acertadas.

 

La toma de decisiones en la empresa

Llamamos “toma de decisiones” al proceso de escoger entre dos o más alternativas. La toma de decisiones es una constante del día a día tanto personal como de la empresa, y mientras que algunas decisiones no tienen consecuencias importantes a largo plazo, otras pueden ser absolutamente cruciales para el éxito o el fracaso de una empresa.

Por ello, un buen jefe es el que es capaz de tomar decisiones acertadas, que respondan a los objetivos globales de la empresa y la orienten a conseguir sus metas. También debe ser capaz de ser consecuente con sus decisiones y con el método que escoge para tomarlas, así como de corregir el rumbo y rectificar en caso necesario.

 

Guía gratuita: 

 

La toma de decisiones bajo riesgo

La toma de decisiones bajo riesgo es uno de los tres escenarios posibles de toma de decisiones en función de la información disponible:

  • Toma de decisiones bajo certeza. En este escenario, la persona encargada de tomar la decisión conoce a ciencia cierta la consecuencia de cada alternativa, estrategia o curso de acción a tomar. En estas circunstancias, es posible prever (si no controlar) los hechos y los resultados. Gracias a esta información, la toma de decisiones será relativamente sencilla: se escogerá aquella que maximice la utilidad y responda mejor a los objetivos marcados.
  • Toma de decisiones bajo incertidumbre. En este caso, cada curso de acción tiene varias consecuencias posibles y la persona encargada de tomar la decisión no conoce la probabilidad de cada una de ellas. Se trata por tanto de un escenario pobre en información, opuesto al caso anterior. La decisión se complica porque las experiencias pasadas no posibilitan predecir el futuro y hay muchas variables incontrolables.
  • Toma de decisiones bajo riesgo. Este escenario presenta una situación intermedia entre los dos anteriores: cada alternativa, estrategia o curso de acción tiene varias consecuencias posibles, pero la persona encargada de tomar la decisión conoce la probabilidad de que se dé cada una de ellas. Aunque la elección no será tan fácil como en el caso de las decisiones bajo certeza, será posible aplicar un modelo de toma de decisiones que la facilite.

Claves de la toma de decisiones bajo riesgo

Cómo acertar en la toma de decisiones

Las buenas decisiones son aquellas que están basadas en la lógica, examinan toda la información disponible en función de unos objetivos predefinidos y aplican un modelo de toma de decisiones cuantitativo. La elección del modelo dependerá de la situación de cada empresa, pero siempre tendrá una base en criterios estadísticos y matemáticos.

En ocasiones, una buena decisión puede producir un resultado no deseado, pero eso no quiere decir que se haya tratado de una decisión errónea. Si mantenemos un modelo coherente y un buen proceso de toma de decisiones, los resultados serán positivos a la larga. Por último, no debemos olvidar que la misión de un buen jefe no es acertar cada vez que toma una decisión, sino saber maximizar la utilidad y gestionar los resultados negativos cuando se presenten.

 

New Call-to-action

No hay comentarios

Escribe un comentario