Logotipo de Tumaster
Blog para desarrollar tu carrera en la dirección empresarial
Recursos Humanos

Claves para la gestión del talento humano

El talento humano es probablemente el activo más valioso de una empresa: los conocimientos, aptitudes, capacidades y habilidades de las personas que la componen. Captar y retener a los mejores profesionales es una responsabilidad crucial del departamento de Recursos Humanos, ya que de ella depende en gran medida el éxito o el fracaso de la empresa. Por eso, hoy te descubrimos las claves para la gestión del talento humano.

Recursos humanos y gestión del talento humano

Guía gratuita: 

 

Los 5 pasos de la gestión del talento humano

  1. Descubrir y captar el talento. Este paso se centra en una adecuada selección del personal, para encontrar a aquellas personas que más puedan a aportar a la empresa. En algunas compañías, la selección del personal se convierte en todo un arte: en lugar de anunciarse en portales genéricos, optan por estrategias sofisticadas que sirvan de filtro de candidatos. Después de que el posible trabajador envíe su currículum, el departamento de Recursos Humanos debe encargarse de diseñar las entrevistas y pruebas que puedan evaluar mejor a los futuros candidatos. Por último, no debemos olvidar que no siempre es necesario contratar a nuevos empleados: la gestión del talento humano también incluye descubrir las habilidades hasta entonces ignoradas del personal en plantilla.
  2. Gestionar el talento de acorde a las necesidades de la organización. Se trata de encontrar un buen encaje entre los objetivos de la compañía y las habilidades de los empleados, de manera que estos se sientan realizados en su puesto de trabajo y aquella obtenga beneficios. Una gran herramienta para lograr este ajuste es el profesiograma, un documento que organiza las conexiones técnico-organizativas por medio de una gráfica en la que se resumen las aptitudes y capacidades de los puestos de trabajo que existen y las que cumplen los trabajadores.
  3. Motivar al talento. Una vez conseguido el ajuste ideal entre la persona y el puesto, tendremos que lograr motivar al trabajador, no solo para que se quede en la empresa, sino para que dé lo mejor de sí y consiga entusiasmar al resto de compañeros. La motivación económica es importante, pero no la única: las empresas más exitosas, como Google, son las que han sido capaces de crear una cultura de empresa a la que los trabajadores se sienten orgullosos de pertenecer.
  4. Crear nuevos talentos dentro de la compañía. El talento nace, sí, pero también se hace, y para ello la formación es absolutamente fundamental. Una vez más, será responsabilidad del departamento de Recursos Humanos el diseñar un plan de formación que responda a las necesidades de la empresa y que capacite a sus empleados para alcanzar el máximo potencial.
  5. Adaptar la empresa a sus talentos. Normalmente se piensa en la gestión del talento humano como una cuestión de adaptar a los trabajadores a las necesidades de la empresa, pero este proceso es dinámico. Las empresas no deben ser estructuras rígidas, sino abiertas al cambio y la evolución, y por ello capaces de adaptarse para acoger y dar salida al talento de las personas que trabajan en ellas. Solo así podremos hablar de una gestión del talento integral.

 

New Call-to-action

No hay comentarios

Escribe un comentario