Logotipo de Tumaster
Blog para desarrollar tu carrera en la dirección empresarial
Crecimiento personal y profesional

Cómo acertar en la toma de decisiones bajo certidumbre

La toma de decisiones es una habilidad fundamental a la hora de llegar a ser un buen líder en el mundo laboral, ya que del acierto o el fallo de estas decisiones depende en muchas ocasiones el futuro de la empresa. Ni siquiera el mejor de los líderes puede tomar la decisión correcta el 100 % de las veces, pero ser capaz de identificar los diferentes escenarios de toma de decisiones y actuar de manera certeza en cada uno de ellos maximiza las posibilidades de éxito. Hoy vamos a ver cómo acertar en la toma de decisiones bajo certidumbre.

 

Guía gratuita: 

 

Los tres escenarios de toma de decisiones en la empresa

Llamamos “toma de decisiones” al proceso de escoger entre dos o más alternativas. Para escoger la opción más adecuada, lo primero que debemos hacer es identificar ante cuál de estos tres escenarios nos encontramos:

  1. Toma de decisiones bajo certidumbre. En este caso, es posible conocer con certeza las consecuencias de cada una de las opciones. Esto es, que es posible prever los resultados de diferentes acciones.
  2. Toma de decisiones bajo incertidumbre. En este caso, cada opción tiene varias consecuencias posibles y no podemos conocer la probabilidad de cada una de ellas. Se trata de un escenario más pobre en información y con resultados más impredecibles que el anterior.
  3. Toma de decisiones bajo riesgo. Este escenario es un término medio entre los dos anteriores: cada opción tiene varias alternativas posibles, por lo que es más complejo que el primero, pero sí que podemos conocer la probabilidad de cada resultado, por lo que hay menos incerteza que en el segundo. La situación se puede resolver basándose en diferentes modelos de toma de decisiones.

Pasos para la toma de decisiones bajo certidumbre

Pasos para acertar en la toma de decisiones bajo certidumbre

Aunque la toma de decisiones bajo certidumbre es el escenario menos arriesgado de los tres, eso no quiere decir que automáticamente la decisión sea fácil. La persona responsable de la decisión debe realizar tareas analíticas y valorar diversos factores para maximizar las posibilidades de acertar. Este sistema paso a paso incrementa las posibilidades de acertar en la toma de decisiones bajo certidumbre:

  1. Definición lo más precisa posible del problema que se va a tratar y sus posibles soluciones. Para ello, conviene investigar toda la información disponible sobre él.
  2. Análisis de todas las variables posibles. Algunas de ellas pueden estar bajo el control de la empresa, mientras que otras se escaparán a su ámbito de acción. En cualquier caso, es esencial tener todas en cuenta para no falsear la decisión.
  3. Identificación de todas las alternativas posibles y, dentro de ellas, de cuáles son las deseables. Una vez hayamos escogido las alternativas preferibles y realistas, debemos analizar cada una de ellas en más detalle. ¿Cuáles son sus consecuencias a corto, medio y largo plazo? ¿Cómo pueden influir o afectar a la empresa?
  4. Una vez completados todos los análisis anteriores, ya estarás en disposición de escoger la opción que más beneficie a la empresa en función de sus objetivos.
  5. Un último paso: analizar los resultados de la decisión. ¿Son los esperados? ¿En qué difieren? ¿Cómo puede mejorarse el proceso para la próxima ocasión?

 

New Call-to-action

No hay comentarios

Escribe un comentario