Logotipo de Tumaster
Blog para desarrollar tu carrera en la dirección empresarial
Recursos Humanos Temas de dirección de empresas

5 técnicas útiles para la gestión del estrés

¿Te suena eso de que un trabajador feliz es más productivo? Imagina que te incorporas al puesto de trabajo de tus sueños, con las responsabilidades que siempre has deseado y dirigiendo un equipo de personas muy aptas. Después de un tiempo trabajando, lidiando con nuevas situaciones y resolviendo problemas, empezarás a notar que tu nivel de estrés aumenta. En las empresas, es muy importante estar al tanto de la satisfacción de los empleados para evitar que no se encuentren a gusto y que paguen su frustración con sus labores.

Gestión del estrés empresa

Para que en un futuro sepas identificar y hacer una mejor gestión del estrés en la compañía de las que formas parte, hemos preparado una serie de técnicas y su explicación que seguro que podrás utilizar en muchas ocasiones, y que te resultarán muy útiles a la hora de encontrar soluciones a situaciones concretas.

 

5 formas de gestión del estrés en un negocio

Gestión estrés consejos

Cuando identifiques que la productividad de un trabajador ha bajado, que su labor no es tan buena como hace un tiempo o simplemente el empleado te comunique que no está a gusto con sus horarios y tareas, puedes aplicar una serie de técnicas que te ayudarán a gestionar el estrés de tus trabajadores.

  1. Habla con los implicados: Lo primero que tienes que hacer es entender cuál es la raíz del problema. Sin ello no podrás buscar una solución efectiva, por eso es importante reunirse con el trabajador o trabajadores que no están a gusto y que ellos te comuniquen sus inquietudes. Está bien hacerlo en un contexto informal, sin ser en un despacho y plantearlo más como una reunión distendida que como una charla de trabajo, así los trabajadores estarán más tranquilos y sabrán explicar mejor cuál es el problema.
  2. Ponte en su lugar: La empatía es fundamental para el funcionamiento de un negocio, por eso es importante que pienses en cómo está viviendo la situación la persona implicada y en cómo te sentirías si tú también lo hicieses. Así podrás determinar la importancia de su demanda y pensar en soluciones más efectivas.
  3. Piensa en grupo: No se trata de solucionar una demanda puntual de un trabajador, sino de crear un ambiente laboral sano y de generar empleados felices, por lo que trasladar este análisis y sus soluciones al resto del equipo nunca está de más.
  4. Trabaja en temas de conciliación: La conciliación familiar es una de las situaciones que más estrés causan en los trabajadores, sobre todo cuando no pueden gestionar su vida personal y profesional de forma equitativa. Propón soluciones como horarios más intensivos o jornadas flexibles, notarás el resultado.
  5. No esperes a que el problema estalle: Hacer un diagnóstico de la situación de los empleados es fundamental en todo momento, no solo cuando ya hay un problema. Por eso, debes hablar con los trabajadores de vez en cuando e introducir incentivos como regalos, dinero extra o días libres. Seguro que te lo agradecen.

Para mejorar la productividad de una empresa es fundamental contar con trabajadores felices, y el estrés laboral es una de las primeras causas de preocupación entre los empleados. La gestión del estrés es, por tanto, una asignatura pendiente de las empresas, pero, si se usan las técnicas adecuadas, sirve para generar un ambiente laboral sano y por tanto aumentar los beneficios. Cuándo te formas en Recursos Humanos aprendes como gestionar este tipo de conflictos a través de las diferentes técnicas que existen.

 

Descarga la guía gratuita de networking

No hay comentarios

Escribe un comentario